Featured image

Por Dannah Gresh, fundadora de Chica Verdadera

Pero el ángel les dijo: “No teman, porque les traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: hallarán a un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.” – Lucas 2:10-12

Amo las tradiciones. Y una de mis favoritas es coleccionar nacimientos. Bueno, es algo que mi esposo disfruta, y eso me hace feliz. ¡Ahora, a Bob no le gustan los típicos nacimientos en oferta de “Hobby Lobby”! Nuestros juegos de nacimientos suelen ser regalos de personas especiales o que se compraron en ocasiones especiales. El más viejo me lo regalaron el día que nací y fue un regalo de mis padres. El más nuevo es de un joyero y fue un regalo de la madre de una chica que estaba en nuestro equipo de gira de True Girl. El pesebre mexicano lo compré durante la luna de miel de mi prima. Tengo un pequeño problema a medida que se acerca la Navidad de este año. El Niño Jesús literalmente falta en uno de mis conjuntos favoritos. ¡No sé a dónde se ha metido y he estado buscando frenéticamente! Observando nuestro mundo de hoy, no puedo evitar pensar en que el niño Jesús está faltando en mi escena de natividad. La festividad destinada a celebrar el nacimiento de nuestro Salvador ha sido tomada, retorcida y convertida en algo que se enfoca en nosotras. De hecho, un estudio del Pew Research Center reveló esta alarmante estadística:

Solo el 55% de los estadounidenses ven la Navidad como un evento religioso en lugar de simplemente una fiesta cultural.

¿Está faltando Jesús? Ahora bien, no estoy diciendo que nuestros eventos, intercambios de regalos y otras tradiciones seculares sean necesariamente malas. Pero cuando llega el 25 de diciembre, a menudo estamos tan obsesionadas con lo que hay debajo de ese árbol que nos olvidamos de Jesús. Podría ser una señal de que nuestras prioridades están un poco desviadas. ¡Volvamos al camino correcto! Este año, nuestras tradiciones pueden verse diferentes debido a la pandemia. Es posible que no podamos reunir a toda la familia o ir a cantar villancicos por el vecindario. Pero eso puede ser una bendición disfrazada. Podría ayudarnos a reducir la velocidad y enseñar a nuestras hijas la verdadera razón por la que celebramos la Navidad. Aquí hay 3 formas de integrar a Cristo en tus celebraciones navideñas.

1.) Observa el Adviento estando en la Palabra de Dios

Dedica tiempo cada día antes del día de la Navidad para pasar tiempo en la Palabra de Dios, profundizar en la historia de la Navidad y preparen sus corazones como familia. Si no estás seguro por dónde empezar, puedes disfrutar de este devocional de Adviento de mi amiga Nancy DeMoss Wolgemuth. Es el que estoy leyendo este año. Para que sus hijos se familiaricen con los pasajes navideños de las Escrituras, mi equipo y yo escribimos cinco devocionales de Adviento para mamás e hijas. 

2.) Revoluciona tus hábitos de regalos de Navidad

Charlie Brown se quejó de la comercialización de la Navidad en 1965, y aunque la mayoría de nosotras probablemente estemos de acuerdo, ¡nuestras billeteras no lo muestran! Según una encuesta posterior a Navidad en el 2019, el estadounidense promedio gastó más de USD $900 en regalos de Navidad, mientras que el 21.5% de los encuestados afirmó que se endeudó durante la Navidad. Este año, tómate un tiempo en familia para reevaluar tus gastos navideños e inculca una actitud de gratitud en tu hija. Aquí hay algunas formas de hacerlo:

  • De acuerdo con los tres regalos que los magos le trajeron a Jesús, da tres regalos a cada miembro de la familia.
  • Intercambien nombres y hagan que cada miembro de la familia proporcione un regalo para una sola persona.
  • Pidan a sus hijos que escriban una lista de deseos sobre lo que quieren dar y a quién.
  • ¡Saquen los regalos del camino en la víspera de Año Nuevo y pasen la mañana de Navidad juntos y con Jesús!

3.) Inicia una nueva tradición centrada en Cristo con tu familia.

Comienza hablando con tu hija sobre tus tradiciones actuales. ¿Cuáles son tus tradiciones familiares favoritas? ¿Cómo empezaron? ¿Qué importancia tienen para tu familia? ¡Luego, este año, crea una nueva tradición que te ayude a concentrarte en la razón por la que celebramos la Navidad! Aquí hay algunas ideas:

  • Organicen una navidad en automóvil con distanciamiento social para el vecindario.
  • Lean en voz alta la historia de Navidad del capítulo 1 de Lucas en Nochebuena.
  • Canten villancicos en una residencia de ancianos (afuera para que los residentes puedan verte a través del cristal).
  • Compren recursos a una familia necesitada y compartan el amor de Cristo de una manera práctica.

P.D. Hablando de nuevas tradiciones, ¡si aún no has visto la grabación de La Gran Fiesta de Decoración Navideña, aún estás a tiempo! ¡Fue nuestro último evento virtual del año, Marlene y Sara Luna junto a Maria Najri y su hija Rosa Lía Elías dirigieron enseñanzas bíblicas y de decoración de galletas en una noche en línea súper genial para madres e hijas que nos ayudan a atesorar a Cristo en nuestras tradiciones.
Haz clic aquí para disfrutar la grabación por una donación de cualquier cantidad, ¡inclusive $0! 


One response to “3 maneras de integrar a Cristo en tus tradiciones navideñas”

  1. Es de mucha bendición a mi vida y a la de mi hija.Dios les siga dando sabiduría para seguir bendiciendo a muchas madres e hijas del todo el mundo.son de mucha bendición.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *