Featured image

Por Dannah Gresh, fundadora de True Girl

¿Estás esperando un rato para tener “la charla”? No esperes demasiado. Dado que los valores se forman en la preadolescencia (7-12 años), esa gran charla sexual es una que probablemente deberías tener antes de que ella cumpla diez años. Si bien hay algunas excepciones en las que un niño está listo para conocer la mecánica básica del sexo, esta es la edad que la mayoría de los educadores y psicólogos expertos sugieren que es la apropiada. Es decir, no lo presentarás prematuramente ni esperarás demasiado arriesgándote a que no comprendan los cambios y sentimientos que suceden en su cuerpo. Por ejemplo, de acuerdo con un artículo que describe la preparación infantil, muchos niños suelen sentir atracción o deseo sexual alrededor de los diez años.

¿Puedes enseñar demasiado, demasiado pronto? El Dr. James Dobson afirma que es posible, pero, en general, es mejor que los niños aprendan sobre el sexo, en casa con las personas que los aman y se preocupan más por ellos. No pierdas la oportunidad de ser tú quien le presente el tema del sexo a tus hijos.

¿Qué pasa si esperas? Bueno, si no se lo dices tú, el mundo lo hará, y es mucho más fácil construir un sistema de valores sexuales desde cero que desmantelar las falsedades y reconstruir. Así que toma un respiro. ¡Aquí te digo cómo hacerlo!

  • Usa las palabras. Es posible que te sientas bastante fuera de tu zona de confort con palabras como vagina, pene y coito, pero esas son todas las palabras que en realidad necesitas usar con tu hija antes de los diez años. (¡Tú la hiciste! ¡Sabes cómo funciona esto!) Sé precisa y explícita. Podrías decir algo como: Cuando un hombre y su esposa quieren mostrarse mutuamente cuánto se aman, usan un regalo que Dios les dio que se llama sexo. Están solos y desnudos. Dios nos dice que no hay necesidad de cubrirse el cuerpo cuando están casados ​​y que pueden disfrutar abrazándose y tocándose. Durante este tiempo, se abrazan muy estrechamente y el esposo puede introducir su pene en la vagina de la esposa. Este acto es la forma especial de Dios de llevar el esperma del hombre a la mujer para que los óvulos de su cuerpo puedan ser fertilizados. A esto se le llama coito y así es como se hacen los bebés.
  • Responde las preguntas con sinceridad. Tu conversación puede generar muchas preguntas. Algunos niños se ríen, otros piensan que es asqueroso y otros quedan lo suficientemente fascinados como para hacer muchas preguntas. Y ¿adivina qué? ¡Tú tienes la oportunidad de responderlas! La forma en que respondas es tan importante como presentar los conceptos básicos. La buena noticia es que, si está lista para escuchar, normalmente preguntará.
  • ¡Sé positiva! El sexo es un gran regalo de Dios que no solo es placentero, ¡sino también santo! Llenar a nuestros hijos con un mensaje negativo de “no tener relaciones sexuales” es una estrategia horrible. Si lo hacemos, no vendrán a nosotros para pedirnos respuestas a sus preguntas o deseos, recurrirán a fuentes que no hayan tratado el sexo como un tabú. No le estamos diciendo a nuestra hija: “No tengas relaciones sexuales”, le estamos diciendo: “Espera hasta hacerlo bien”.
  • Dale un símbolo de pureza. Cuando mi hija tenía solo cinco años, mi esposo llegó a casa con un regalo especial: una pulsera de piedras preciosas azules para que ella la usara el día de su boda. La caja grabada decía: “Algo azul”. Para su décimo cumpleaños, agregó un collar antiguo: “Algo viejo”. A los dieciséis años, un pañuelo de su abuela diseñado a mano: “Algo nuevo”. Tú entiendes el plan… ¿Por qué hacer esto? ¡Porque ustedes están soñando con ella sobre ese día especial! Es fácil ser negativos con los niños (¡especialmente cuando su hija de repente los encuentra atractivos!), pero un mensaje positivo será mucho más memorable. Sueña con ella sobre la relación pura que Dios quiere que tenga algún día y enséñale que la belleza de esa relación depende de cómo viva ahora.

Tomado de Seis maneras de conservar “la pequeña” que hay en tu hija, de Dannah Gresh. 

Aquí hay una lista de los diez mejores recursos para hablarles a tus hijos acerca del sexo.


2 responses to “¿Cómo le hablo a mi hija sobre el SEXO?”

  1. Andrea says:

    Muchas gracias por colocar el tema sobre la mesa y darnos ideas y estrategias de cómo abordarlo.

  2. Monica Watson says:

    Muchas gracias por ayudarnos a hablar con nuestras hijas, incluso los hijos varones acerca del sexo. Dios les siga bendiciendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *