Featured image

Por Abby Houston

Memorización de versículos. Estas tres palabritas me causaron un poco de miedo durante muchísimo tiempo. No es que no quisiera hacerlo, pues realmente deseaba conocer más la Palabra de Dios y tenerla lista en mis labios. Tenía amigos que podían citar capítulos enteros del libro de Romanos, y amigas cuyos consejos estaban salpicados de las Escrituras como si fuera su primera lengua, pero cada vez que intentaba realmente comprometerme a memorizar pasajes, perdía fuerza y ​​motivación, y me detenía por un buen tiempo hasta que nuevamente recordaba la importancia de hacerlo y entonces comenzaba el ciclo una y otra vez.

Si esto te suena demasiado familiar, no estás sola. ¡No hace falta decir que la memorización de versículos no era uno de mis puntos fuertes! Pero, cuando vemos el mundo en que vivimos, así como lo que dice la Palabra de Dios acerca de comprometernos a memorizar las Escrituras, aunado al hecho de que el Espíritu Santo va ablandando nuestro corazón para obedecer lo que dice Su Palabra, creo que será cada vez más difícil seguir cayendo en el ciclo mencionado arriba.

Comencemos con el porqué. ¿Por qué es tan importante para nosotros la memorización de versículos, pero también para nuestros hijos? Permíteme darte cuatro razones (que por supuesto no son exhaustivas) por las que creo, según lo que veo en la Palabra de Dios, que es tan importante la memorización de versículos.

1. Memorizar versículos nos ayuda a tener fácilmente la verdad en nuestros labios.

Cuando miramos el mundo que nos rodea, se nos bombardea diariamente con una nueva definición de la verdad. Hay cuestiones, como el género o el plan de Dios para el matrimonio y la familia, que están bajo ataque, y si realmente queremos saber cuál es la verdad, debemos ir a la fuente. Debemos volvernos a la Palabra de Dios. Saber lo que es verdad en un mundo donde el estándar de la verdad cambia de manera constante es algo sumamente necesario, ahora más que nunca.

“Tu palabra es la verdad”.

Juan 17:17b

2. Memorizar versículos nos ayudará a luchar contra el pecado y la tentación.

Cuando Jesús estaba en el desierto y fue tentado por Satanás (Mateo 4), ¿cuál fue su respuesta para luchar contra esa tentación y vencerla? Jesús blandió la Espada del Espíritu y luchó contra la tentación con las Escrituras.

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Mateo 4:4

Si Jesús lo hizo, y nosotros debemos seguir Su ejemplo, entonces debemos tener Su Palabra siempre lista en nuestro corazón, mente y labios para cuando la tentación golpee. Padres, no pueden estar con sus hijos en todo momento de todos los días. No puedes estar allí cada segundo de su vida, sabiendo cuándo vendrá la tentación. Pero, al enseñarles la Palabra de Dios, viva y eficaz, más cortante que toda espada de dos filos (Hebreos 4:12), una lámpara a nuestros pies y una lumbrera a nuestro camino (Salmo 119:105), y útil para enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia (2 Timoteo 3:16-17), pueden estar seguros de que ellos tendrán el arma adecuada que necesitan y de que estarán bien equipados para pelear la batalla de la tentación.

3. Memorizar versículos nos ayuda a meditar en “todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre…” (Filipenses 4:8).

Las redes sociales prevalecen cada vez más en nuestra sociedad. A mí personalmente me encantan Instagram y Facebook. Amo organizar el muro de mi perfil de Instagram tanto como cualquier persona, pero, si lo permitimos, las redes sociales, las películas, la televisión, los videojuegos, etc. pueden ser fácilmente en lo que mediten nuestro corazón y nuestra mente, en lugar de meditar en la verdad de las Escrituras. Si nuestros pensamientos deben estar dirigidos hacia Dios, entonces ¿qué mejor manera de hacerlo que llenar nuestra mente y nuestro corazón con las Escrituras?

4. Ya que estamos llamados a vivir de acuerdo con la Palabra de Dios, memorizar versículos nos ayuda a vivir nuestra vida en pureza y santidad. 

El Salmo 119:9 dice: “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra”. Jesús sangró y murió para recibir el castigo por nuestros pecados. La ira de Dios, que se suponía que debía derramarse sobre nosotros, fue derramada sobre Cristo en nuestro lugar, y tres días después, Él resucitó victorioso sobre el pecado y la muerte, de manera que quien deposita su fe en Cristo para su salvación por medio de la gracia por sí sola, será salvo. ¡Cuánta bondad! ¡Cuánta misericordia! No vivimos vidas de santidad y pureza, ni instruimos a nuestros hijos a vivir vidas de santidad y pureza, por un sentido de legalismo. No hacemos nada para merecer la salvación o el favor de Dios y, sin embargo, si eres un seguidor de Cristo, entonces la respuesta debe ser un deseo de obedecer a Cristo con un corazón de amor y gratitud por lo que Él ha hecho. Se nos dice que debemos mantener limpio nuestro camino. ¿Cómo lo logramos? Obedeciendo la Palabra de Dios.

He enumerado cuatro “porqués” sobre la razón por la que es importante la memorización de versículos, para ti y para tus hijos, pero tal vez te preguntes cómo lograrlo.

No hay una respuesta correcta o incorrecta a esta pregunta; puedes hacerlo tan simple o complejo como desees. Algunos métodos les funcionan maravillosamente a algunas personas, mientras que ese mismo método puede ser completamente inútil para otras. Así estaba yo en 2019, probando varios métodos de memorización diferentes y, sin embargo, ninguno me parecía funcionar. Fue entonces cuando decidí hacer algo al respecto.

A mí siempre me ha gustado la música y, la mayoría de las veces, tengo una canción reproduciéndose en mi cerebro. (¿No les pasa?) También he escrito mi propia música, por lo que escribir y componer no era un concepto extraño para mí. Entonces, en 2020, decidí comenzar a memorizar versículos a través de la música y, por pura curiosidad, decidí publicar mi proyecto, Melodically Memorizing, en las redes sociales para ver quién más se unía. Poco más de un año después, por la gracia de Dios, ¡casi 18,000 personas han estado memorizando versículos melódicamente conmigo y no podría estar más emocionada! Llegar a compartir la Palabra de Dios con tanta gente realmente me da mucho gozo. Si queremos conocer a Dios con precisión, tener la verdad en nuestros labios, ser capaces de luchar contra el pecado y la tentación, meditar en lo que es verdad y vivir nuestra vida en pureza y santidad para la gloria de Dios, debemos conocer Su Palabra, y me siento honrada de poder participar y ayudar a otros a hacerlo.

Acerca de la autora: ¡Abby Houston fue parte del elenco de Chica Verdadera en Estados Unidos. Ahora se dedica a memorizar las Escrituras, una melodía a la vez. Puedes escuchar su álbum en iTunes, Spotify, YouTube o tu plataforma favorita, y no dudes en seguirla en Instagram y Facebook para escuchar un nuevo pasaje con música todos los domingos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *